María Teresa Campos está muy dolida. Hasta el último momento esperó una llamada de Telecinco que no se produjo. Había mucho en juego.  La estabilidad económica y laboral.  Y no solo para ella, también para Terelu y Carmen. La comunicadora sabe bien que de ella depende el futuro de sus hijas en cuestión de trabajo. Por tanto, le ha sentado como un tiro conocer la identidad de la persona en quien la cadena ha depositado su confianza en detrimento de ella. ¿De quién hablamos? Sigue leyendo. Te lo contamos todo a continuación.

Gran preocupación de Teresa por Carmen

Carmen Borrego

> A María Teresa Campos le quita el sueño el desenlace del último capítulo que Carmen Borrego ha protagonizado en Telecinco. La hija menor de la comunicadora aceptó enrolarse en Sálvame Okupa pero la experiencia ha resultado un desastre. Solo entrar, pidió a Gustavo que la nominaran, y así lo hizo el periodista. Sin embargo, las cámaras descubrieron la estratagema y Carmen tuvo que quedarse.

Durante su estancia en la casa, Carmen Borrego estuvo incómoda. No se encontraba bien y todo estalló cuando Payasín le dio un tartazo. Al ser expulsada, acudió al hospital y envió un parte médico para ausentarse el lunes pasado de Sálvame. Desde entonces, caen chuzos de punta sobre ella y todo son críticas por lo que se considera una estafa. Dijo sí al dinero pero no a lo que conllevaba el trabajo. Así las cosas, Carmen tiene que dar muchas explicaciones. Todo esto preocupa a su madre, que teme que a su hija la despedacen cuando le toque dar la cara para explicarse.