María Teresa Campos está muy dolida. Hasta el último momento esperó una llamada de Telecinco que no se produjo. Había mucho en juego.  La estabilidad económica y laboral.  Y no solo para ella, también para Terelu y Carmen. La comunicadora sabe bien que de ella depende el futuro de sus hijas en cuestión de trabajo. Por tanto, le ha sentado como un tiro conocer la identidad de la persona en quien la cadena ha depositado su confianza en detrimento de ella. ¿De quién hablamos? Sigue leyendo. Te lo contamos todo a continuación.

La Campos sufre por sus hijas

> Si algo preocupa a María Teresa es la situación laboral de sus hijas. Sabe que no teniendo mando en plaza en Telecinco, Terelu y Carmen quedan abandonadas a su suerte. La colaboradora sufre al verlas en Sálvame por el desgaste personal que el programa conlleva. Tanto Carmen como Terelu han pasado momentos muy complicados en plató. El formato del programa tiene mucho de reality. Por tanto, las hermanas se han visto obligadas a tocar temas personales muy dolorosos.

Y no solo se trata de explicar sus experiencias, también tienen que hacer frente a los comentarios de sus compañeros. Algunos, durísimos, como los que ha dejado ir Mila Ximénez. Cuya amistad con Terelu podría llamarse Guadiana porque va y viene. De hecho, María Teresa ha dedicado palabras nada cariñosas contra Mila por su comportamiento. Sin duda, las espadas están más en alto que nunca entre ambos bandos.

Siguiente: Gran preocupación de Teresa por Carmen