Aunque salen juntos desde hace más de cuatro años y han vivido como pareja importantes momentos que deberían haberles unido para siempre, lo cierto es que la relación entre María Teresa Campos y Bigote Arrocet no es tan sólida como cabía esperar. Los celos de la veterana comunicadora están suponiendo una dura traba para que su amor siga adelante. Te damos todos los datos que demuestran que estamos ante el principio del fin.

Una relación insana

María Teresa Campos

> Una segunda juventud, eso es lo que están viviendo María Teresa Campos y Edmundo Arrocet. Cuando el humorista acudió al plató de Qué Tiempo Tan Feliz nunca imaginó que aquello supondría un antes y un después. Tampoco se le pasó por la cabeza a la presentadora del espacio. Lo que prometía ser una simple entrevista se convirtió en el preludio de una historia de amor que aún hoy, más de cuatro años después, sigue latente.

Sin embargo, las cosas no están funcionando como deberían. Él estuvo al lado de María Teresa cuando le dio un ictus; también ha sido un gran apoyo con el duro mazazo que ha supuesto para la periodista que su hija mayor, Terelu, vuelva a padecer cáncer de mama. Pero todo eso a ella le resulta insuficiente. Valora y agradece el apoyo de su pareja, pero la sombra de la desconfianza sigue siendo muy alargada. Demasiado. Cada vez tiene más celos tal y como te mostramos a continuación.

Siguiente: La disparatada decisión de María Teresa