Mostrar las emociones en un programa como Sálvame puede salir muy caro. Y sino que se lo digan a algunos de los colaboradores, que día a día sufren las consecuencias de la sobrexposición mediática. María Patiño ha sido la última en vivir en primera persona uno de sus peores momentos en el programa de Telecinco. Te contamos todos los detalles, a continuación.

Obsesionada con su imagen pública

> Detrás de su fachada de mujer fuerte y con carácter que nadie puede pisotear, se esconde una de las debilidades más grandes de Patiño: su imagen pública. La edad y el paso del tiempo se han convertido en una obsesión enfermiza para la colaboradora, e intenta mantenerla a raya a base de bisturí. María quiere parecer joven eternamente y es de las tertulianas de Sálvame que más veces ha pasado por ‘boxes’.

El último de sus tratamientos ha tenido lugar hace tan solo unos días. Y es que, a pesar de que el verano de 2020 se presente como uno de los más atípicos de los últimos tiempos, la presentadora quiere lucir un rostro perfecto. Pero hay algo que todavía le preocupa más que esto, y es que están siendo unos días tristes y complicados para Patiño. Si quieres saber por qué, dale a ‘siguiente’.

Siguiente: la otra cara de María Patiño, al descubierto