La guerra no ha hecho más que empezar. María Patiño no ha tardado en arremeter contra Diego Arrabal tras el estrepitoso abandono del programa que compartían. El cruce de acusaciones no se ha hecho esperar. Ambos han sacado la artillería pesada. Lo que no han tenido en cuenta es que las consecuencias de estos encontronazos pueden ser fatídicas para ambos. Lee la noticia y te enterarás de todo lo que se esconde tras este televisado enfrentamiento.

Un meteórico ascenso

> En el seno de su familia no había nadie vinculado al mundo de la comunicación. Sin embargo, María Patiño contó con el respaldo de sus padres y hermanos cuando explicó que quería enfocar hacia el Periodismo su futuro. Sus imparables ganas de convertir aquello en su modo de vida la llevó a abrirse hueco muy pronto en el difícil mundo laboral. Al poco de terminar la carrera empezó a conocer los entresijos de la prensa rosa gracias a su trabajo como reportera.

Aquello no solo le permitió vivir en primera persona todo lo que se cuece tras el envidado papel cuché sino que le abrió las puertas y le permitió saltar a un programa autonómico. De ahí pasó a uno nacional, Sabor a verano. Desde entonces nunca más se ha alejado de la pequeña pantalla. Su carácter no deja indiferente a nadie. La curiosa forma de ser, apasionada y directa, hace que la gente la ame o la odie. Con María Patiño no hay medias tintas. Lo que no esperaba es tener tantos detractores justo en este momento álgido. Te contamos qué ha ocurrido para recibir incontables críticas.

Siguiente: El inesperado zasca de alguien que la conoce muy bien