Mar Torres no está pasando por su mejor momento profesional en el mundo de las redes sociales y es que desde que rompió su relación con Froilán el pasado abril, la lujosa vida de la influencer ha dejado de interesar a sus seguidores, los cuales bajan día a día. ¿Conseguirá Mar remontar y vivir de su sueño o su paso como creadora de contenidos tiene inminente fecha de caducidad? Pronto lo sabremos.

Quiere ser influencer a toda costa

> Aunque en una entrevista para Europa Press en la pasarela 080 de Barcelona aseguró que no le gustaba que le llamaran influencer, pronto nos regaló unas declaraciones que hacían ver que en realidad este término le encantaba: “Ten en cuenta que es todo nuevo, no sé, me gusta mucho pero no sé, todo es distinto de ser nadie, a de repente vivir de las redes, no sé es distinto todo”, a lo que la periodista le respondía: “¿Pero quieres continuar en esto, ¿no?”, a lo que Mar corroboraba: “Sí, me gusta, es lo que yo quiero”.

Todo es muy distinto ahora. Sus seguidores más fieles han abandonado su cuenta y los que quedan lo van haciendo paulatinamente, pues cada día suele perder casi 300 seguidores. Ella también lo está notando, por ello, lleva sin subir una fotografía nueva desde principios de noviembre y ya estamos a mediados… Sin duda está de capa caída.

Siguiente: Las razones de su fracaso como influencer