La vida de doña Letizia cambió para siempre cuando supo que su hermana pequeña había fallecido. El cuerpo sin vida de Érika Ortiz se encontró en el domicilio que compartía con su hija Carla. A la reina la noticia le pilló embarazada de Sofía. Aquello fue un mazazo que la partió en dos. Quienes tratan a Letizia saben que Érika es un tema tabú que solo puede abordar en su mente. De ahí que no se la mencionen. Sin embargo, su recuerdo la persigue. La reina acaba de revivir su peor pesadilla. Te lo contamos todo a continuación.

Desavenencias entre la Reina y su sobrina favorita

> Carla Vigo es una de las prioridades de doña Letizia. Sigue muy de cerca sus evoluciones y siempre está vigilante para que nada le salpique. No obstante, tía y sobrina han tenido algunas sonadas desavenencias. Ocurrió hace un tiempo, cuando Carla habló con un periodista sobre su tía. Aquello hizo que la reina montara en cólera y telefoneara a su sobrina favorita para llamarle la atención.

Otro asunto que trae de cabeza a Carla son los motivos que llevaron a su madre a suicidarse. La joven escribió un post homenaje a Érika donde se preguntaba: “A veces pienso qué te hicieron”. Esta cuestión también se la han planteado otros miembros de la familia. Es el caso de David Rocasolano, a quien el adiós de su prima le parece que no cuadra con su manera de ser. Estaba todo planeado al milímetro y Érika no se distinguía por esas características.

Siguiente: Paloma Rocasolano, una mujer con mucho poder en Zarzuela