El país entero está pendiente del cantante, que ha sido operado de urgencia tras caer del escenario durante un concierto. Los seguidores de Joaquín Sabina están consternados, entre los que se encuentra la reina Letizia, que conoce al artista desde hace unos cuantos años. Los detalles de su encuentro han visto la luz, y de seguro que no dejan indiferente a nadie. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

La cena de Letizia y Sabina

> El cantante y Simoneta Gómez-Acebo mantienen una sincera amistad desde hace tiempo y han compartido numerosas veladas. En una de ellas, cuando Ortiz todavía era princesa de Asturias, la prima del rey hizo saber a Sabina que la aspirante a reina quería conocerlo. Aunque al principio mostró sus reticencias, finalmente aceptó y se reunió con Letizia y don Felipe, entre otros colegas. La soberana disfrutó de una fiesta con su ídolo en un ambiente muy distendido, tanto que hasta se produjo un intercambio de parejas. “Cuando pusieron el vals, que era un vals dedicado, yo, con un poquito de maldad, en lugar de que fueran los principitos los primeros que bailaran su vals, saqué a Leti a bailar”, recuerda el cantante en su libro, Yo también se jugarme la boca. Sabina en carne viva.

Pero la cosa no quedó ahí, sino que el propio artista instó a don Felipe a que también sacara a bailar a su pareja. “El caso es que estoy bailando con Leti y le digo al príncipe a gritos: ‘Oye, Felipe, ¡saca a bailar a mi novia que le está dando un enorme ataque de cuernos’. El príncipe la sacó porque es un caballero y bailamos el vals nupcial Leti y yo y el príncipe y mi novia. Luego me contó mi novia que cuando acabó el vals, el príncipe le dijo una sola frase: Bailas de cojones’”. Por lo visto, disfrutaron tanto de la velada, que volvieron a repetir en otra ocasión, aunque la última no acabó tan bien como esta.

Siguiente: Cuando Sabina sacó de quicio a Felipe