Su mutua animadversión viene de lejos. ¿Qué pasó entre ellas para que acabaran como el perro y el gato? ¿Por qué Letizia y su cuñada, la infanta Cristina, no se soportan? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Alta tensión entre Letizia y Cristina

> La infanta acogió a su cuñada con los brazos abiertos cuando era una recién llegada a la realeza. De hecho, entablaron una buena amistad e incluso quedaban para comer y pasar tiempo juntas. Sin embargo, todo cambió a consecuencia del nacimiento de Irene Urdangarín, la última hija de la Borbón. Por aquel entonces, Letizia también estaba embarazada de su primogénita, la princesa Leonor, y son estos dos factores los que motivaron el enfrentamiento entre la hermana y la esposa de Felipe VI.

Para la celebración del bautizo de Irene Urdangarín, algunos invitados se hospedaron en Zarzuela, pero hasta Palacio se quedó pequeño. Así, doña Cristina pidió a su hermano Felipe que acogiera a sus suegros, los padres de Urdangarín, en su pabellón. Por supuesto, su respuesta fue afirmativa, pero el entonces príncipe de Asturias advirtió a la infanta, a sabiendas de lo que estaba a punto de pasar: “Habla con Letizia”, y ya se pueden imaginar su reacción…

Siguiente: Letizia da la espalda a la infanta Cristina