Tal y como ha ido desvelando, en exclusiva, Cotilleo.es, el contrato de María Teresa Campos en Mediaset ha llegado a su fin. Según diversos medios, el último día de su colaboración con el grupo líder audiovisual tendría lugar durante el día de hoy. Sin embargo, la presentadora ya busca colocarse en otra televisión. Pero no a cualquier precio.

Una relación muy complicada

> María Teresa Campos desembarcó en Telecinco tras una época dorada en Televisión Española. Con Día a Día, la malagueña consiguió convertirse en una de las presentadoras más queridas por la audiencia. Su capacidad para pasar del humor a la política, de la seriedad al cotilleo nacional, le hizo recibir el galón de la Reina de las Mañanas. Sus audiencias fueron históricas. Por el plató pasaron los grandes nombres propios de este país de cualquier ámbito. Sin embargo, hubo un día en que María Teresa sintió su reinado amenazado y se cambió de cadena. Fue cuando llegó a Antena 3 creyendo que, también allí, podría quemar los audímetros. Se equivocó.

En directo arremetió brutalmente contra el consejero delegado de Telecinco. Le instó a volver a su país (Paolo Vasile es italiano) y se rió a mandíbula batiente ante los datos de audiencia que la cadena empezaba a sufrir tras su marcha. El fracaso de la Campos en Antena 3 fue estrepitoso. Pidió perdón y Paolo olvidó el ataque. Volvió a darle trabajo y la consideró parte del equipo de Telecinco. Pero María Teresa ya no era la misma. Y la audiencia tampoco. Su camino ha llegado al final y ella busca, a la desesperada, volver a la primera línea.

Siguiente: las exigencias de María Teresa