El miércoles 7 de junio fue la última tarde que Belén Esteban pisó el plató del programa donde colabora, ‘Sálvame’. No fue su mejor tarde. No estaba en la actitud guerrera de siempre, sus compañeros la interrumpían y ella se dejaba llevaba por la corriente de quienes le pisaban la palabra.

Definitivamente no estaba bien. Belén lleva una semana de baja y la colaboradora ha tenido que acudir al hospital Reina Sofia de Madrid junto a su novio, Miguel, donde se le hizo un reconocimiento medico que duró varias horas. De camino a su casa, la pareja paró en la farmacia para comprar los medicamentos que el doctor había recentado a la Princesa del Pueblo.