Todo lo que Carmen Borrego lleva aguantando en televisión le está pasando factura. Ya no solo en el trabajo, sino que, en lo personal, poco a poco se está hundiendo. De ahí que hace unos días confesara que el apoyo que recibe de los profesionales del mundo de la salud son más que necesarios en su día a día. Sin embargo, esto no está siendo del todo efectivo y se ha visto obligada a confesar algo que ha dejado a la opinión pública y a su familia completamente en shock.

La confesión que lo cambia todo

> Que Carmen Borrego la lió al hablar largo y tendido de la polémica entre Antonio David y Rocío Carrasco a cambio de dinero no fue más que el inicio del fin de su declive televisivo. Traición fue la palabra que durante esa semana más se repitió en televisión, una que la pequeña de las Campos parece haberse grabado a fuego en la mente y que ahora no puede olvidar. Tortura que sin duda le está pasando factura a niveles extremos, aunque lo peor es que esto no solo se queda en el trabajo, sino que en su casa las cosas se están poniendo muy feas.

Es tal la inseguridad que Borrego desprende que se ha desgarrado y ha soltado de todo por la boca, aunque sin duda lo peor es que ha sido en televisión y con miles de telespectadores delante. Unas declaraciones que no han hecho más que mostrar sus debilidades y las de su madre y hermana.

Siguiente: Carmen Borrego se desgarra y confiesa lo peor