En Zarzuela viven días de furia desde que se publicara la portada de ¡HOLA! donde María Zurita posa con la etiqueta de “Excepcional reportaje de la prima del Rey Felipe”. El asunto ha molestado, y mucho, a los Reyes, que no quieren que se les utilice para hacer exclusivas. Y más tras la que ha caído desde el Caso Noos. Fue ahí cuando el rey tomó medidas drásticas para eliminar cualquier sombra de corrupción y favoritismo.

Una presencia incómoda

Este verano, doña Sofía está feliz porque va a pasar unos días con sus hijas. Por primera vez en años, doña Cristina pisará la isla y se instalará en Son Vent con sus hijos. Para entonces, Iñaki Urdangarín ya estará en prisión. Por supuesto, los Reyes Eméritos no quieren que su hija esté sola en los momentos complicados que se le vienen encima. Don Juan Carlos y doña Sofía han sido los que más han insistido ante don Felipe para rehabilitar la imagen de su hermana.

Aunque no está previsto que coincidan en público, el Rey y la Reina se niegan a que eso ocurra para no perjudicar su imagen, ellos y la infanta Cristina van a pisar el mismo suelo aunque en diferentes momentos. Don Juan Carlos ya ha anunciado que este año sí irá a Palma y regateará. A pesar de sus múltiples operaciones, el Rey Emérito trabaja intensamente para poder gozar de su deporte favorito, la vela.