La infanta Pilar era uno de los puntales de la familia Borbón. A su casa acudían tanto don Juan Carlos como doña Sofía buscando consejo. En especial, la reina, a quien Pilar ayudó muchísimo cuando las cosas entre ella y su hermano estaban peor que nunca. Paradojas del destino, su muerte ha unido a los reyes eméritos. Te contamos la historia de este reencuentro a continuación.

El difícil comienzo entre Pilar y Sofía

> Doña Sofía no entró con buen pie en la familia de su marido. Para entonces, don Juan rivalizaba con don Juan Carlos en la lucha por el trono. Veía el patriarca de la familia que su hijo podía saltarle dada su buena relación con Franco. Una guerra fratricida que se acabó cuando don Juan de Borbón cedió el trono a don Juan Carlos. La relación entre ellos siempre fue muy complicada.

La infanta Pilar siempre estuvo muy unida a su padre. Eso hizo que cuando don Juan Carlos y Sofía viajaban a Estoril, lugar donde vivía don Juan y su familia, la tensión fuera mucho. En aquellos días, Pilar creía que su hermano le hacía la cama a su padre. No confiaba en él. Tres cuartos de lo mismo pasaba con doña Sofía. El distanciamiento fue en aumento y eso impuso un muro de separación que solo los años consiguieron derribar.

Siguiente: La muerte de Pilar reconcilia a Juan Carlos y Sofía