Terelu Campos vuelve a estar en el punto de mira. Cada cosa que hace o dice se convierte en noticia. A punto de saber si se realizará, o no, una doble mastectomía, la colaboradora ha decidido seguir los pasos de su hermana Carmen y pasar por la cirugía estética. Esto ha sido muy criticado en redes sociales, donde la han tachado de “frívola”.

Pero Terelu tiene mucho que decir. Le sigue costando aceptar las críticas, y no está de acuerdo con las afirmaciones que aseguran que “está rentabilizando su cáncer”.

Terelu Campos: “tengo la conciencia bien tranquila”

Terelu Campos

Terelu Campos sigue a la espera de someterse a la doble mastectomía. Es precisamente todo lo relacionado con su cáncer lo que ha suscitado más críticas entre los medios de comunicación y, sobre todo, entre los usuarios de las redes sociales. Y no es para menos.

Desde que hizo pública su recaída en el cáncer de mama, no ha parado de rentabilizar económicamente cada paso o cada nuevo dato que conoce sobre el proceso de la enfermedad. Las revistas y los programas de televisión son los mejores amigos de la colaboradora en estos momentos. Las cantidades que se le han pagado por hablar de su cáncer, son cuánto menos, sorprendentes. Y no sólo es cosa de ella, sino que, indirectamente, también beneficia a Carmen Borrego y a su madre María Teresa. Las Campos se apuntan a un ‘bombardeo’, y si es con cantidades altas de dinero de por medio, pues mucho mejor.

Pero Terelu Campos  niega la mayor y se muestra en contra de todos los que dicen que está rentabilizando su enfermedad, y así lo ha manifestado en una entrevista concedida a El País: “Eso no es cierto. Hay algo que nadie te puede arrebatar, que es la tranquilidad de conciencia. Si supierais lo que me daban por contarlo en otro medio os escandalizaríais”.

Dejando de lado el tema económico, la colaboradora de Sálvame ha hecho público su deseo de someterse a algunos retoques estéticos, siguiendo los pasos de su hermana Carmen. Esto ha provocado una ola de comentarios que tachaban de todo, menos de guapa, a Terelu Campos.

Ella dice sentirse muy tranquila por cómo está gestionando públicamente el tema de su enfermedad. Tiene la conciencia tranquila y, además, el bolsillo lleno.