La duquesa de Lugo y su hija están a la gresca desde hace tiempo. Doña Elena de Borbón no comparte el estilo de vida de su hija y le gustaría que su nombre dejara de estar asociado a las últimas polémicas que han salpicado a la Corona. Para colmo, Victoria Federica ha tenido que tomar una dura decisión, influenciada por su madre, abriendo todavía más el cisma que las separa. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo para descubrirlo.

La dolorosa decisión de Victoria Federica

> La puesta de largo de la hermana de Froilán, celebrada durante el junio pasado, acaparó el interés de todo el mundo. Ya no solo por los 150 invitados que acudieron al evento, sino por el exótico regalo que hicieron a la anfitriona. Victoria Federica fue congraciada con un cerdo vietnamita, con el que se fotografió casi la totalidad de los asistentes. ¿Quién no recuerda la imagen de Victoria Federica con su nueva mascota envuelta en una bandera de España? Una postal que de seguro pasará a los anales de la historia.

Sin embargo, la alegría duró bien poco a la sobrina del rey Felipe VI. Según ha podido saber Vanity Fair, Victoria Federica tuvo que deshacerse de su mascota y la donó a una granja escuela, y es que la Ley prohíbe, desde marzo de este año, la posesión de un cerdo vietnamita como animal de compañía. De seguro que doña Elena de Borbón tuvo mucho que ver en esta decisión. No estaba dispuesta a que su hija implicara a la Corona en un nuevo escándalo por saltarse una normativa que todos los españoles, sin excepción alguna, han de cumplir. Pero no es la primera vez que madre e hija no han podido llegar a un entendimiento, sino que los enfrentamientos entre ellas son constantes.

Siguiente: La tremenda bronca de la infanta a su hija