Victoria Federica ha puesto, más de una vez, en a puros a su familia.

La duquesa de Lugo y su hija están a la gresca desde hace tiempo. Doña Elena de Borbón no comparte el estilo de vida de su hija y le gustaría que su nombre dejara de estar asociado a las últimas polémicas que han salpicado a la Corona. Para colmo, Victoria Federica ha tenido que tomar una dura decisión, influenciada por su madre, abriendo todavía más el cisma que las separa. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo para descubrirlo.

La Borbón más rebelde

> Las páginas del papel couché se llenaban, hasta hace poco, con el nombre del cuarto en la línea de sucesión al trono español. De vez en cuando, Felipe Juan Froilán se convertía en protagonista de algún escándalo que salpicaba a Casa Real. Desde sus peleas en conocidas discotecas de la capital hasta su insulto racista en un parque de atracciones. El primogénito de doña Elena de Borbón y Jaime de Marichalar se ganó a pulso el título de oveja negra de los Borbones. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, el joven se ha topado con una rival que amenaza con arrebatarle su posición.

Se trata de Victoria Federica. La sobrina del rey Felipe VI está siguiendo los pasos de su hermano y se ha convertido en el nuevo quebradero de cabeza de la Corona. A sus diecinueve años, de Marichalar tiene las emociones a flor de piel y se comporta de una forma muy poco apropiada para alguien de su posición. Doña Elena ya no sabe qué hacer para que su hija mantenga la compostura propia de un miembro de la realeza, pero los días pasan y el momento no llega. En uno de sus últimos intentos por corregirla, la infanta impuso una dolorosa decisión que todavía hoy pesa a la joven.

Siguiente: La dolora decisión de Victoria Federica