Siempre es la peor parada en las encuestas de popularidad de Casa Real. El pueblo no termina de aceptar a Letizia como reina, seguramente por su actitud rancia y seca ante los medios. Sus desplantes a doña Sofía y al resto de la familia tampoco le han hecho ningún bien a su reputación, por lo que Zarzuela ha empezado a mover todos los hilos que tiene a su disposición para limpiar la imagen de la consorte. La estrategia pretende conseguir que, algún día, los ciudadanos empiecen a ver a Ortiz con buenos ojos e incluso puedan sentir cariño por ella. Sigue leyendo para descubrir los planes de palacio.

Lo que Casa Real no puede perdonar

Inaki Urdangarín

> Sin embargo, parece que Zarzuela se ha rendido con uno de los principales miembros de la familia real. Se trata de la infanta Cristina, a la que se le aisló de la corona en cuanto se le imputó por el polémico Caso Nós. Aunque después fue apartada del proceso, los monarcas no pueden permitir que sus problemas legales manchen todavía más la imagen de la monarquía en España. Por eso, aunque han puesto en marcha un plan de lavado de cara para doña Letizia, parece que no están dispuestos a hacer lo propio con la hermana de Felipe VI, que sigue exiliada de palacio.

De hecho, la infanta vuelve a estar en boca de todos por la salida inminente de su marido de prisión. Iñaki Urdangarín podrá disfrutar pronto del segundo grado, lo que significa que será un hombre libre durante el día, aunque por la noche deberá regresar a la cárcel para dormir. Todavía no ha trascendido cómo afrontará Cristina o Casa Real esta difícil situación, que volverá a poner a la corona entre la espada y la pared. ¿Regresará la infanta a España?, ¿la podremos ver junto a su marido a pesar de sus problemas con la ley?, ¿le dará alguna vez su hermano una segunda oportunidad para regresar a la vida pública? De momento, tendremos que esperar para dar respuesta todas estas incógnitas.