Hace meses que se viene evidenciando una profunda crisis en el matrimonio de doña Letizia y don Felipe. Aunque intentan disimular de puertas de Zarzuela para afuera, nuestros reyes son humanos y de vez en cuando cometen algún error que refleja que su relación no está pasando por su mejor momento. Ahora, la consorte ha confirmado este distanciamiento tras protagonizar un nuevo desaire a su marido que no deja lugar a dudas… ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo para descubrirlo.

Letizia confirma la crisis en su matrimonio

> Como consorte, doña Letizia no puede asumir funciones institucionales y su papel se reduce al de una primera dama. Así, la reina se limita a acompañar a don Felipe allá dónde vaya, a no ser que alguna organización o institución requiera su presencia en calidad de embajadora, presidenta o invitada especial. De este modo, no podemos entender por qué Ortiz no ha viajado hasta Holanda junto a su marido, teniendo en cuenta que su agenda está vacía hasta el próximo 12 de octubre, fecha en la que tendrán lugar las celebraciones por el Día de la Hispanidad. El soberano se ha dejado caer por los Países Bajos para presidir la inauguración de la exposición de Rembrandt y Velázquez en el Rijksmuseum, pero su esposa se ha quedado en tierra.

Resulta más extraño todavía si nos paramos a pensar en la buena relación que hay entre la consorte del rey Guillermo Alejandro de Holanda, Máxima Zorreguieta, y la reina Letizia. ¿Por qué Ortiz ha dejado pasar la oportunidad de reunirse con su gran amiga? De momento, no han trascendido las razones que han llevado a la soberana a permanecer entre nuestras fronteras, pero algunos expertos en Casa Real no tienen ninguna duda: la crisis matrimonial que atraviesan los padres de Leonor y Sofía es tan aguda que ni si quiera les apetece recorrer juntos el viejo continente. La cosa viene de lejos, y este no es el único desaire que se ha producido en los últimos meses.

Siguiente: El otro gran desaire de Letizia