Doña Sofía tiene grandes amistades dentro de la realeza. A la celebración de su ochenta cumpleaños asistieron Noor de Jordania y Farah Diba. Dos reinas a quienes la madre de don Felipe siempre ha estado muy unida. Quienes conocen a doña Sofía destacan su entrega a los demás. Ayudar es lo que más le gusta, tal y como ella misma ha confesado. Siempre está cuando se la necesita. Pues bien, la reina emérita se ha reunido con otra reina que también, como ella, ha sufrido las humillaciones de su marido. ¿De quién hablamos? ¿Qué es lo que une a estas dos mujeres? Te lo contamos todo a continuación.

Las amigas de la reina

> Doña Sofía siempre ha cultivado la amistad. Su relación con Noor de Jordania y Farah Diba es muy fuerte. Estas dos reinas podrían hablar largo y tendido del sentido de la lealtad que tiene la madre de don Felipe. Para Noor fue muy duro cuando falleció su marido. Empezaron entonces los problemas entre los miembros de la familia real hachemita. Hussein de Jordania decidió que su sucesor fuera su hijo Abdalá y el heredero de este su hermano Hamzah, nacido de su relación con Noor.

Poco duraron los deseos del fallecido rey Hussein. Su hijo Abdalá designó a su hijo como heredero. También empezó a ocupar un lugar prominente en la corte jordana su madre, la princesa Muna. Noor decidió marcharse a vivir a Estados unidos. Y fue en esa dolorosa época cuando doña Sofía estuvo muy cerca de ella, consolándola en su pena. Tiempos difíciles que la viuda del desparecido monarca jordano hoy ya ha superado. Se la ha llegado a relacionar con el multimillonario Carlos Slim.

Siguiente: Doña Sofía y otra reina que también sufre por amor