Han pasado casi dos meses desde que Mila Ximénez abandonase la casa de Guadalix de la Sierra. Desde entonces, su vida ha cambiado por completo. La colaboradora de Sálvame ha decidido cambiar de aires y ha tomado una importante decisión que afecta de lleno a una de las personas que más quiere: su hija Alba. Te contamos todos los detalles, a continuación.

El pasado de Mila Ximénez, al descubierto

> Nunca hubiéramos imaginado que Mila Ximénez dijera sí a participar en la séptima edición de Gran Hermano. Su fichaje generó mucha sorpresa para los telespectadores, los mismos que se quedaron atónitos al ser testigos de los problemas personales que la colaboradora explicaba en Guadalix de la Sierra y que jamás antes habían salido a la luz. Esto supuso un antes y un después en su vida pública pues, a partir de entonces, la Mila Ximénez celosa de su vida privada se ha convertido en una colaboradora capaz de hablar sin reparo de los detalles más recónditos de su vida no pública.

Sea como fuere, el caso es que la ex de Manolo Santana no solo ha cambiado de vida, sino también de casa. La tertuliana con más carácter de Telecinco ha dado un paso al frente y actualmente se encuentra en proceso de mudanza. ¿El motivo principal? Su hija Alba. Si quieres saber más, continúa leyendo.

Siguiente: la colaboradora se compra una casa de lujo