Apenas faltan 48 horas para conocer, por fin, al ganador de Supervivientes 2020. Ana María Aldón es una de las candidatas para hacerse con la victoria. Querida y cuestionada a partes iguales, la mujer de Ortega Cano se enfrenta a sus peores presagios, y es que su hija Gema ha dado un golpe sobre la mesa con una advertencia que poco o nada gustará a su madre y al torero. Sigue leyendo.

Ana María Aldón, querida y odiada a partes iguales

> Ana María Aldón ha sido una de las caras protagonistas de Supervivientes 2020. A unos ha gustado y a otros no… Muchos han aplaudido su sinceridad cuando se ha dejado llevar por sus sentimientos y también cuando no ha querido hablar con Rocío Flores a pesar de saber que eso podría generar críticas. Ha enamorado con sus dotes de superviviente, todo ello unido a cómo se ha abierto contando aspectos de su vida que nadie conocía, ni siquiera su marido José Ortega Cano, como el maltrato sufrido por su padre.

Sin embargo, para otros ha estado sobreactuada, y era innecesario que relatara aspectos de su vida que están demás, y no por el maltrato, sino en lo que concierne a lo dotado que está el diestro. Sea como fuere, y a muy pocas horas de la gran final, la diseñadora se enfrenta a una amenaza por parte de su hija, que sin duda poco o nada gustará en la mediática familia. Dale a ‘siguiente’ para saber más.

Siguiente: la amenaza de su hija Gema que destroza a Ortega Cano