Aunque ha intentado mantenerlo en secreto, Kiko Matamoros no tiene escapatoria. La devastadora verdad ha terminado saliendo a la luz. El colaborador de Sálvame tiene que hacer frente a un gravísimo problema de salud del que te contamos todos los detalles. El ex de Makoke atraviesa una complicadísima etapa cuyo final está mucho más cerca de lo esperado.

El sencillo paso del desamor al amor

Kiko Matamoros y Makoke

> Cuando parecía que la guerra con sus hijos había acabado, saltaba una nueva enemiga: Makoke. Tras haber sido pareja durante dos décadas, el matrimonio ponía punto y final a su historia común el pasado verano. Un separación que destapaba la caja de los truenos y ponía de manifiesto las infidelidades de él y los cuestionables comportamientos de la que fuera azafata del Telecupón. Pero justo en esta convulsa etapa aparecía alguien que le hacía olvidar todo lo malo.

En estas últimas semanas, Kiko Matamoros parecía la viva imagen de la felicidad. Desde que a mediados de enero confesara estar enamorado, su sonrisa ha sido constante. Cristina Pujol le ha devuelto al colaborador toda la ilusión que había perdido tras su fracaso matrimonial. A pesar de que han atravesado alguna crisis, parece que los problemas lo único que hacen es afianzar su incipiente relación, de la que ya han hecho gala en varias portadas. En este periodo de luna de miel, el madrileño no contaba con el jarro de agua fría al que tiene que hacer frente. Descúbrelo a continuación.

Siguiente: La confesión más dura de Kiko Matamoros