Jorge Pérez, el ganador de la última edición de Supervivientes, parecía el ganador perfecto. De hecho se alzó con la victoria con el récord de apoyos en la votación, arrasando literalmente. Hasta ahora le amaban por cómo fue su participación, sus valores, su lucha, aunque, eso sí, sin meterse en ningún momento en conflictos.

Pero eso la audiencia lo valoró positivamente como contrapunto a las polémicas que rodean siempre los realities, donde la superviviencia suele pasar a segundo plano. Aquí fue diferente y el Guardia Civil se ganó el respeto de sus compañeros y de la audiencia. Pero del amor se ha pasado al odio y te mostramos el porqué.

Por qué de héroe a villano

Jorge Pérez

Los propios seguidores de Jorge y también de su mujer Alicia, que le apoyó durante todo el concurso en los debates, han sido los que han bajado a la tierra y han visto la cara verdadera de ambos. Se sienten engañados y utilizados, porque, tras finalizar el concurso y embolsarse el dinerito, la actitud de ambos ha cambiado radicalmente, ignorándoles o directamente bloqueándoles para que no les molesten.