Está claro que las instagramers de hoy en día reúnen un mínimo de requisitos para alcanzar el Olimpo de la fama en ese afamado lugar, Instagram: Bellas, cuerpos esculturales, largas melenas, estilo, un vocabulario chic y mucho morro (a veces literal).

Durante la pasada edición de la ‘080 Barcelona’ la firma de novias Ze García logró reunir a un gran número de instagramers entre las que descataban, principalmente, dos: La todopoderosa Dulceida y una deslumbrante Jessica Goicoechea. Pero, ¿qué tienen en común y qué tienen de diferentes? ¡Lo desciframos!

La frescura y mirada de Jessica Goicoechea

La deslumbrante Jessica Goicoechea lo tiene casi todo para ser modelo: una larga cabellera rubia, unos ojos que hipnotizan, labios que sobresalen del rostro, un cuerpazo 10 y estilo. A la temprana edad de 15 años Jessica se iniciaba en el competitivo mundo de la moda, parecía que todo iba bien pero se encontró con un problema en el camino. Su altura: no pasa del metro y setenta centímetros. 

Esta zancadilla (natural) en su carrera hizo que su salida más recurrida fuera Instagram: el lugar del que ahora es princesa y donde sigue, firme y con pies seguros, la brillante estela de la reina de esta red social: Aída Domenech, Dulceida para sus followers.