Belén Esteban está en uno de los momentos más complicados de su vida. El juicio celebrado contra su biógrafo ha hecho que se despierten viejos fantasmas del pasado. Las palabras de su hermano tampoco le han favorecido.

Belén Esteban bebe de su medicina

> Durante muchos años, Belén Esteban se ha jactado de ser la única famosa de España que explica su vida sin mutilaciones, sin necesidad de edulcorar ninguno de los episodios más complicados de su vida. Sin embargo, parece que esto no es del todo cierto. Al menos es lo que se deduce del último enfrentamiento judicial que ha mantenido contra su biógrafo. Julián Fernández Cruz, que asegura tener un gran conocimiento sobre la colaboradora de Sálvame, ha tenido que responder en los juzgados después de afirmar, con dureza, asuntos prohibidos sobre la contertuliana. En concreto, los relativos a la existencia de una supuesta hermana secreta (nunca localizada, por cierto) o sobre la vida que el padre de la Esteban dio  a ella y a su familia. Lo que no pensaba Belén es que su propio hermano iba a echarle más tierra encima y que lo que podría haber sido una venganza de Belén contra su pasado, se ha convertido en una especie de caza de brujas. Ha bebido de su propia medicina. Y atención porque ahora hemos conocido, incluso, la realidad sobre la tumba de su padre.

Siguiente: su hermano confirma que su padre les abandonó