El adiós a la vida pública de don Juan Carlos da para mucho. Son bastantes las teorías que están circulando sobre los motivos de esta jubilación. Hay quien sostiene que la imagen del rey emérito pesaba como una losa sobre Casa Real y que era necesario borrarlo de la foto. Jaime Peñafiel ahonda en el tema y desvela el papel que han jugado don Felipe y doña Letizia en el adiós de don Juan Carlos. Te lo contamos todo a continuación.

La gran equivocación de don Juan Carlos

> Cuatro años se necesitaron para que don Juan Carlos decidiera abdicar. Estaba convencido de que los juancarlistas le perdonarían los errores y que la tormenta pasaría pronto. Para entonces, el rey estaba muy desconectado de la realidad. Hacía su vida y Zarzuela se había convertido en una oficina que pisaba tres veces por semana. Vivía junto a Corinna y se comportaban como una familia. Además, don Juan Carlos priorizó lo privado sobre la público y ahí empezó a cavar su fosa.

La abdicación fue muy complicada. Don Juan Carlos estaba convencido de que doña Sofía movía los hilos para favorecer a su hijo. El rey también creía que don Felipe y doña Letizia le ponían palitos en las ruedas. Mientras tanto, él se desahogaba con Corinna, que le decía que no abdicara. Amén de expresar que solo buscaban neutralizarle. En cierta forma, no se equivocó esta amiga especial.

Siguiente: Peñafiel quita la careta a Letizia