En Honduras la cosa está que arde. Los concursantes se enteraron hace unos días del panorama por le que atraviesan sus familias en España, pero contra todo pronóstico, se han olvidado de eso y se han centrado al cien por cien en su concurso. Sino que se lo digan a Rocío Flores, que en las últimas horas ha protagonizado un irreconocible momento frente a las cámaras de televisión. Sigue leyendo para conocer más detalles.

Rocío sufre un aparatoso accidente

> Después del aparatoso accidente de Helena, la madre de Adara, que ha tenido en vilo a los telespectadores de Supervivientes tras recibir un gran golpe en la cabeza por culpa de Avilés, Rocío Flores marcó la actualidad de la isla en el día de ayer. La hija de Antonio David no ha tenido más remedio que ser rescatada por alguno de sus compañeros, al darse cuenta de que la tuerca de no de sus pendientes se le había quedado en el interior del lóbulo de su oreja, y se vio incapaz de sacarla.

Un detalle que podría ser insignificante en condiciones normales, supuso un gran problema para la joven que, lejos de solucionar el problema tranquilizándose, se mostró muy asustada. Desesperada, Rocío pasó toda la noche con la tuerca dentro, pero contra todo pronóstico, sus compañeros de edición han conseguido que este pequeño problema se solucionara de la mejor manera posible. Pero tenemos que ser sinceros y confesar que no están siendo unos días buenos para la hija de Rocío Carrasco. Se ha mostrado irreconocible delante de las cámaras, espetando lo más grande.

Siguiente: Rocío Flores muestra su peor cara