Siempre se ha definido como un hombre tremendamente familiar que se desvive por los suyos. Es por eso que Bertín Osborne no podía pensar ni en sus peores pesadillas que esas personas por las que él da todo le pagarían con una moneda bien distinta. Un duro mazazo para el presentador que te revelamos a lo largo de la noticia.

Una historia marcada por el éxito

Bertín Osborne

> Perteneciente a una familia acomodada, Bertín Osborne no se lo pensó dos veces cuando sintió el gusanillo de la música. En su familia no había ningún artista, pero todos le apoyaron. Además, vivieron con orgullo la aparición de los primeros frutos muy pronto. El éxito de Norberto, como se llama en realidad, llegó rápido a su vida en forma de contratos discográficos aquí y al otro lado del charco. A aquello le siguieron programas de televisión, obras de teatro…

Irremediablemente, esto ha hecho que su vida privada genere mucho interés, especialmente a aquello que tiene que ver con el amor. Y es que Bertín es un eterno galán. La suerte también le ha sonreído en este terreno. La primera mujer que le ha marcado fue Sandra Domecq, con la que mantuvo una larguísima relación. A pesar de que aquello no llegó a buen puerto, mantuvieron la amistad hasta la muerte de la andaluza. La otra persona que estará en su vida para siempre, pase lo que pase, es Fabiola Martínez.

Siguiente: Al descubierto, la parcela más privada de Bertín