Froilán Marichalar es un gran amante de la fiesta nocturna. Desde que ha vuelto a Madrid para seguir con sus estudios superiores no se pierde una. Sus amigos le conocen como el rey de la fiesta y está siendo reclamado para muchos eventos.

Su presencia aumenta el cache de cada local o marca que lleva puesta. Pero, no todo son alegrías, Froilán ha tenido un susto que podría haberle costado las Navidades.

 Froilán un influencer

La verdad es que el dinero no parece importar al pequeño sobrino influencer del Rey de España.  Sus estudios superiores en la capital les cuestan a sus padres unos 20.000 euros de matrícula al año. Una cantidad que no supone ningún problema para una familia adinerada como la suya.

En sus fiestas nocturnas, además de llevar dinero en efectivo, también usa prendas susceptibles de ser robadas. Recientemente se le ha visto con una cazadora Loewe de 1.700 euros. Puede que no solo el ladrón se llevará su cartera, con Froilán nunca se sabe. En el poco tiempo que lleva en la capital ya ha dado mucho de qué hablar.