Ortega Cano no se lo cree. Su mujer, Ana María Aldón ha pasado del casi anonimato a ser una de las concursantes con más protagonismo en Supervivientes. Sin embargo, parece que ahora, su nombre no solo retumba en Honduras. Su enfrentamiento judicial con Emilio Salinas, el diseñador de su vestido de novia, le puso contra las cuerdas antes de coger un avión rumbo a los Cayos Cochinos. ¿Tendrá que abandonar el concurso en cuestión de días? Cotilleo.es tiene la última hora de esta pelea judicial que parece no acabar por el momento. Sigue leyendo.

A punto de abandonar Supervivientes

> Ana María Aldón se ha convertido en una de las protagonistas indiscutibles de Supervivientes. Entró a la isla como la mujer de Ortega Cano pero ha conseguido poco a poco con sus actitudes, discusiones y pruebas físicas, hacerse un hueco en la televisión con su nombre. Aunque la mujer del torero no ha sido tan mosquita muerta como pensábamos. Unas semanas antes de viajar a Honduras, fue la protagonista de varias revistas de la prensa del corazón por su polémica pelea judicial con el que fuera el diseñador de su vestido de novia, Emilio Salinas.

Al parecer, ambos llegaron a un acuerdo que fue incumplido por Ana María, lo que llevó al modista a demandarla. Según Emilio, acordó regalarle los dos vestidos que llevó el día de su boda a cambio de publicidad, algo que nunca ocurrió. “No ha participado en la creación del traje, solamente ha participado como cualquier otra novia y no ha cumplido el acuerdo verbal al que llegamos por eso le pido 9.500 euros”, aseguró el diseñador en televisión. Ana María Aldón contraatacó, demandándole también, algo que puso en peligro su continuidad en Supervivientes. ¿Tendrá que abandonar la isla y olvidarse para siempre elsueño de ser una auténtica superviviente? Sigue leyendo.

Siguiente: El informe que lo cambia todo