Don Juan Carlos está en el ojo del huracán desde que dos medios de comunicación hayan publicado unas conversaciones de su amiga especial, la entrañable Corinna, con el ex comisario Villarejo, actualmente en prisión. Se trata de un auténtico jaque a la Corona porque la alemana acusa al rey emérito de delitos muy graves. Un auténtico thriller con espías, testaferros y amenazas de muerte.

El Caso Noos

El Caso Noos también salpicó a Corinna, así lo revelan en OKDiario: “Diego Torres, el socio del yerno de Juan Carlos, la acusó de proponer una estructura societaria para tapar los fondos en el extranjero del esposo de la infanta Cristina. El juez instructor de la causa barajó la posibilidad de citarla a declarar pero, finalmente, desistió. Todo ese proceso desembocó en discusiones entre la pareja Juan Carlos y Corinna”.

“La ex del monarca reconoce a lo largo de la grabación que hubo un intento del círculo del anterior Rey para incriminarla. La realidad fue que la princesa propuso a Urdangarin, como delegada de los premios Laureus, que fuera él quien organizara el Valencia Summit 2004 con un salario de 200.000 euros más un plus de 50.000”. Esta cuestión dio origen a diecisiete reuniones entre los abogados de Corinna y los de don Juan Carlos. Al final, no fue imputada.