Hay que remontarse muchos años atrás para encontrar una fotografía en la que toda la realeza disfruta del verano en Palma de Mallorca. Los reyes eméritos, sus hijos, nueros y nietos se reunían en la isla balear para descansar y divertirse en familia. Sin embargo, desde la llegada a Letizia a Zarzuela, han ido desapareciendo cada vez más rostros de la estampa, hasta quedar solo los que a ella le interesan. La consorte ha conseguido alejar a todos los Borbones de Marivent, que han huido para evitar su agrio carácter. 

Letizia da la patada a Juan Carlos I

> El emérito era muy asiduo de Palma de Mallorca. Juan Carlos I no fallaba ni una sola cita con la isla balear, donde encontró su refugio y lugar de descanso. Además, era el lugar perfecto para practicar los deportes de vela que tanto le gustan y para reunir a toda su familia. Sin embargo, durante este verano, el Borbón se ha dejado ver muy poco por Marivent. Los escasos días que ha honrado a la localidad con su presencia han coincidido con la ausencia de Letizia y su hijo. De hecho, el padre de Felipe VI se marchó justo antes de que los reyes aparecieran por tierras insulares. 

Juan Carlos siempre ha tenido entre ceja y deja a doña Letizia, aunque más o menos la tragaba, porque no le quedaba otra. Pero, ahora que se ha retirado de la vida pública, no está dispuesto a que la consorte le amargue los días de verano. Así, el emérito se trasladó a Finlandia, bien lejos, para disfrutar del Campeonato del Mundo de Vela junto a su hija Elena. Hablando de la infanta, cabe destacar que ella y su hermana tampoco han puesto un pie este año en Palma de Mallorca. Ortiz ha conseguido tener Marivent para ella sola, aunque no puede quitarse a doña Sofía ni con agua caliente. 

Siguiente: ¿Dónde han estado las infantas?