Ellen DeGeneres

La controversia con la presentadora Ellen DeGeneres pica y se extiende. Las denuncias por parte de unos ex trabajadores del programa “The Ellen DeGeneres Show”, quienes alegaban maltrato laboral, acoso, racismo y un ambiente de trabajo tóxico, fueron el detonante para que se pusiera en tela de juicio la imagen de la presentadora y comediante estadounidense.

Ante esta situación, Ellen DeGeneres se pronunció pidiendo disculpas a su personal enviando un correo electrónico a los afectados. La información fue confirmada por Variety y CNN.

Ellen DeGeneres afirma estar decepcionada

Ellen DeGeneres

En el documento enviado a los ex trabajadores, Ellen reconoce estar decepcionada por las lamentables situaciones que han tenido que pasar en su lugar de trabajo. Parte del comunicado decía lo siguiente:

En el primer día de nuestro programa, les dije a todos en nuestra primera reunión que The Ellen DeGeneres Show sería un lugar de felicidad, nadie levantaría nunca la voz y todos serían tratados con respeto. Obviamente algo cambió, y estoy decepcionada de saber que este no ha sido el caso. Y por eso, lo siento. Cualquiera que me conozca sabe que es lo contrario de lo que creo y de lo que esperaba para nuestro programa”, escribió Ellen DeGeneres.

En la carta enviada a los afectados, confirmó la noticia que se divulgó esta semana acerca de una investigación interna a su programa de televisión:

“Junto con Warner Bros, inmediatamente comenzamos una investigación interna y estamos tomando medidas, juntos, para corregir los problemas. A medida que crecimos exponencialmente, no he podido estar al tanto de todo y he confiado en que los demás hagan su trabajo como sabían que yo quería que lo hicieran. Claramente algunos no lo hicieron. Eso cambiará ahora y me comprometo a asegurar que esto no vuelva a suceder”, afirmó.

Para finalizar su declaración, DeGeneres concluía con lo siguiente: Como hemos crecido exponencialmente, no he podido estar al tanto de todo y he confiado en que otros hagan su trabajo. Claramente, algunos no lo hicieron. Eso cambiará y estoy comprometida a garantizar que nada de esto vuelva a suceder. También estoy aprendiendo que las personas que trabajan conmigo y para mí, están hablando en mi nombre y tergiversan quién soy y eso tiene que parar”.