Todos sabemos que el puesto de influencer a día de hoy no requiere ningún conocimiento concreto sobre “la vida” salvo tener carisma y un buen físico. En todo caso, podría venir bien tener conocimiento sobre redes sociales y cómo funciona el alcance. Es por eso que a veces hay influencers que meten la pata pero mucho. Algunos se preguntarán cómo ya que no es muy difícil ser influencer pero aquí os lo vamos a mostrar.

Elena Tablada protagoniza un inoportuno comentario en la redes sociales

Elena Tablada, Marta Pombo, Marta Fernández-Rubíes... Las meteduras de pata de las influencers

Hay muchas maneras de comenter errores en las redes sociales pero algunos no tienen perdón. El error de Elena Tablada es tan grande que ya no sabemos si llamarlo error. Ha sido un error mortal. Este suceso no ha tenido nada que ver con su faceta de diseñadora ni con su ex pareja, David Bisbal.

La influencer y empresaria, Elena Tablada, ha ido a tocar uno de los temas más candentes de la historia y es que visitó Berlín hace poco. Ya podéis ir entendiendo por dónde van los tiros. Elena como buena influencer quiso dejar constancia de su visita pero con muy poca inteligencia. Principalmente, realizó una fotografía en uno de los pilares de granito que están en la capital alemana en homenaje al recuerdo de las víctimas del Holocausto nazi. Es un monumento con mucha carga simbólica y sentimental además de ser un hecho histórico reciente en la historia.

Hay pocas maneras de hacer mal una publicación de este tipo pero Elena Tablada, sin quererlo, ha sido amateur del humor negro. Además de posar al lado del bloque con un media sonrisa que descoloca un poco el contexto en el que se sitúa, uno de los hashtags que acompaña la publicación es #babyintheoven. Esto significa literalmente ‘bebé en el horno’. El hashtag va relacionado con el hecho de que va a tener un bebé con su actual pareja, Javier Ungría. Ahora bien, dime tú a quién se le ocurre poner ese tipo de #hashtag en una fotografía que tiene como tema central el Holocausto nazi y la incineración de judíos en los hornos crematorios.

Está claro que Elena Tablada no tiene mucha cabeza y es que a nadie se le ocurriría comentar #hashtags sobre su bebé en una publicación que nada tiene que ver. Sin embargo, a la influencer le pareció buena idea y protagonizó uno de los desastres más desastrosos de las redes sociales.

Obviamente, después de la gran cantidad de comentarios criticando la poca cabeza de Elena Tablada, ha decidido borrar la etiqueta manteniendo el “hashtag”.

View this post on Instagram

BERLÍN 🤩🙏 #neverforget

A post shared by Hell 🙋🏼Elena Tablada (@hellentablada) on

Sin embargo, como pasó en el caso de Marta Pombo, ya ha quedado guardado para la eternidad por alguno de los seguidores que ya está causando revuelvo en Twitter.