No hay día que pase sin que se libre una nueva batalla en la guerra que enfrenta a Toño Sanchís y Belén Esteban. Desde que rompieran violentamente su relación profesional, las cosas entre ellos no han ido demasiado bien. Pero ahora Toño desvela un dato que pone a Belén en la cuerda floja

La audiencia baja

> Si algo estaba claro en los últimos tiempos es que Belén Esteban era una maquinaria difícil de frenar. Todas sus apariciones se agolpaban en las listas de los programas más vistos. Su particular forma de expresarse, la naturalidad de sus gestos y la empatía con el espectador la convirtieron en un auténtico monstruo imposible de vencer. La cúpula del programa en el que trabaja decidía siempre guardarse el cartucho de Belén para competir en horario de máxima audiencia. Era el reclamo perfecto, la fórmula mágica para desbancar a cualquier apuesta. Pero esta vez no fue así. Belén volvió de sus vacaciones y concedió sus primeras declaraciones en Sálvame Diario.

Pero la audiencia no pareció quedarse muy convencida. Según cuenta Toño Sanchís en su cuenta de Twitter, Belén no interesó demasiado a los espectadores del programa. Y es que Sanchís compara los datos del programa del viernes con los del lunes y el resultado es evidente. El espacio conducido por Carlota Corredera descendió dos décimas y más de veinte mil espectadores. Este hecho ha provocado que Toño le haya puesto un nuevo mote a Belén Esteban.

Siguiente: el nuevo mote de Belén