Durante muchos años se vendió la imagen de que Rocío Flores, la hija de Antonio David y Rocío Carrasco no quería dar el salto a los medios de comunicación. El ex guardia civil insistía en que la joven quería seguir abrazada al anonimato. Sin embargo, el dinero y sus ganas de fama le han hecho cambiar de idea.

El inicio de todo

Rocío Flores

> Fue hace ya varios años cuando Rocío Carrasco se fue de casa de su madre para vivir con su padre. Una decisión que llegó después de que la joven fuera condenada por el Juzgado de Menores tras haber tenido una trifulca con su madre. Rocío se convirtió, por un momento, en uno de los jóvenes del extinto Hermano Mayor de Cuatro y acabó marchándose a la casa de su progenitor. Desde entonces, la relación con su madre ha sido nula. Tanto es así que, en documentos a los que hemos tenido acceso en este periódico, Rocío incluso llega a llamar “mamá” a Olga, la mujer de Antonio David Flores.

Oculta tras una mirada tímida, la joven siempre que se le ha preguntado ha asegurado querer mantenerse al margen porque, dice, está muy centrada en sus asuntos profesionales. Hasta ahora, que ha cambiado de idea. Y va a romper su silencio. Y de qué manera.

Siguiente: la decisión de Rocío Flores