La polémica está servida. Otra vez doña Letizia ha antepuesto sus deseos a la obligación real. La reina consorte disfruta de vacaciones privadas en Roma junto a Leonor y Sofía. El asunto ha levantado gran polvareda que doña Sofía ha aprovechado para dejar las cosas claras. La madre de don Felipe ha dejado en evidencia a Letizia demostrando que no está preparada para ser reina. Te lo contamos todo a continuación. No te lo pierdas.

Letizia, Sofía, llega el momento de la verdad

> Doña Sofía no tiene ganas de repetir una experiencia como la ocurrida el año pasado en Palma durante el domingo de Resurrección. Fue entonces cuando doña Letizia mostró su peor versión impidiendo que se fotografiara con Leonor y Sofía. El asunto dio la vuelta al mundo. Pues bien, para este año, doña Sofía ya le ha dejado muy claro a don Felipe que no está dispuesta a pasar por lo mismo. A sus ochenta, la reina emérita no está para estos disgustos. Faltan pocos días para la cita y doña Sofía espera la fecha en Marivent junto a su hermana Irene.

Lo cierto es que doña Sofía ya ha hablado con don Felipe para decirle que controle a Letizia. La reina emérita tiene voluntad de estar presente en los actos en que se requiera su presencia pero no a cualquier precio. Así las cosas, doña Sofía tiene clara su actitud de cara a la próxima cita con doña Letizia, Leonor y Sofía. Se mantendrá a cierta distancia de sus nietas para no despertar la ira de su nuera. Si la reina no quiere que se fotografíe a sus hijas, allá ella, opina la reina emérita. A estas alturas, doña Letizia ya debería saber la importancia de las imágenes para la familia real. Y más en el caso de Leonor y Sofía, las niñas más desconocidas de las monarquías reinantes debido al deseo de su madre por preservarlas. Sin embargo, doña Sofía no piensa volver a mover ficha. Ella ya hizo lo que tuvo que hacer con sus hijos. Lo que haga su nuera con Leonor y Sofía es cosa suya.