Las aguas están revueltas en la familia real. La distancia entre ambos bandos cada vez es más evidente. Don Juan Carlos se ha retirado de la vida pública cansado de humillaciones. Doña Sofía sigue al pie del cañón y muy activa. Especialmente en lo que se refiere a plantar cara a su nuera. No está dispuesta Sofía a que Letizia se salga con la suya y le coma el terreno. Te lo contamos todo a continuación.

Cambios en la familia real

> El adiós de don Juan Carlos a la vida pública ha marcado el inicio de una nueva etapa. No parece que haya sido motu proprio. Más bien el rey se ha hartado de ser una mera figura decorativa a la que don Felipe y doña Letizia movían a su antojo: “Le cuesta entender los tiempos políticos de ahora. Se da cuenta de que pertenecen a su hijo y que, a veces, se ha sentido como un jarrón chino, valioso pero que no saben dónde colocarlo, y eso le resulta muy incómodo” Quien así habla para Vanity Fair es un buen amigo de don Juan Carlos.

El amigo del rey emérito también señala “Él nunca se ha sentido cómodo en el papel de segundón. Entiende que el reinado de su hijo esté consolidado y que ya forma parte del pasado, pero no se ve en bodas y funerales, algo que sí le gusta a doña Sofía. Para él, su labor histórica ya está cumplida”. Otras versiones sostienen que fue la infanta Elena quien animó a su padre a retirarse con esta lapidaria frase: “Papá, no dejes que te humillen más”.

Siguiente: El gesto de Sofía con el que desafía a Letizia