Es la historia de un desencuentro. Juan Carlos y Letizia no se caen bien. La cosa empezó mal desde el minuto uno y así continúa. Desde que abdicara, las humillaciones han sido el pan de cada día del rey emérito. Don Felipe y doña Letizia se han aliado para hacerle la vida imposible a don Juan Carlos. La lista de agravios es alargada. Te lo contamos todo a continuación.

La jubilación obligada de don Juan Carlos

> A medida que pasan los días vamos conociendo más sobre el adiós a la vida pública de don Juan Carlos. Todo indica que no fue una decisión voluntaria sino el resultado del buying que le hicieron en Zarzuela. El rey emérito está convencido que la instigadora del mismo es Letizia. La cree capaz de todo y con suficiente mando en plaza como para cargarse a alguien.

La cuestión es que don Juan Carlos se convirtió en una presencia incómoda tras Botsuana. A partir de ese momento, los hombres grises de palacio echaron a rodar la maquinaria de la abdicación. Empezaba así uno de los capítulos más tristes en la vida del monarca. Si por él hubiera sido, jamás habría cedido el testigo a su hijo. Sin embargo, fueron demasiadas las presiones.

Siguiente: Humillando al Rey