Diez razones para amar a la Reina Letizia después de haberla odiado

La reina Letizia es objeto de comentarios desde que compareciera ante los medios, con ocasión de su compromiso matrimonial, y le dijera a don Felipe: “Déjame hablar”. A partir de ese momento, nació el mito de Letizia con Z. Se la pintó como mandona, exigente, siempre pendiente de lo que decían. Se dijo que era perfeccionista, que quería destacar en todo, que no soportaba que le llevaran la contraria. Y el tsunami siguió y puso a la soberana en el ojo de la diana al relevarse que algunos Borbones no la tragaban, que sus cuñadas, las infantas Elena y Cristina, habían soltado amarras debido a sus muchos feos… Dicen, dicen, dicen… Pues nosotros te damos diez razones para amar a la reina Letizia después de haberla odiado.

los-intimos-de-la-infanta-cristina-senalan-a-dona-letizia-como-la-culpable-de-sus-males

letizia-y-sofia

En ningún momento doña Letizia ha dicho que ser reina fuera un trabajo de ocho horas. Otra cosa es que ella, como cualquier mortal, quiera tener su tiempo de ocio y disfrutarlo libremente. ¿Quién no quiere tal cosa? Que es consciente del papel que desempeña se ve claramente en el hecho de que no impide que los medios ejerzan su trabajo en las salidas privadas que realiza. Ni se esconde ni huye despavorida. Se comporta con total normalidad. Lo mismo que otros miembros de la realeza en idéntica situación. Sin embargo, lo que en algunos es virtud, en ella es pecado. Realmente admirable la forma en que la soberana calla y aguanta el chaparrón. ¿Usted tendría tanta paciencia? Nosotros no.

No Comments Yet

Leave a Reply



Celebrities, TV, realities, casas reales… Te lo contamos TODO!!!!

SÍGUENOS
¡Síguenos en Facebook!