Paz Padilla

Según va pasando el tiempo, cada vez es más evidente que Paz Padilla no mantiene una buena sintonía con los compañeros que forman parte de Sálvame. Sin embargo, lo que nadie podía esperaba en esta etapa era que la presentadora cargara ahora duramente contra aquellas personas con las que tantas horas a la semana comparte. La polémica está servida.

Una carrera de obstáculos

> Llegaba a final de mes gracias a su trabajo como limpiadora en el hospital gaditano de Puerta del Mar. Sin embargo, la fortuna se cruzó en su camino y la vida de Paz Padilla cambió totalmente. Gracias a su faceta de humorista los ingresos en su cuenta corriente se multiplicaron. Además, pasó de ser alguien conocida y querida en todo el territorio nacional. Genio y figura,  Inocente, Inocente, Crónicas marcianas…. Su currículum se empezó a llenar de colaboraciones televisivas que la han permitido llevar una vida acomodada en su ciudad de acogida, Villaviciosa de Odón, donde posee un imponente chalet que comparte con su única hija, Anna Ferrer.

Sin embargo, el antes y el después hay que marcarlo en 2009. Fue entonces cuando su fama creció como la espuma (y con ella, su dinero). En ese año se incorporó al equipo de Sálvame, donde empezó sustituyendo a Jorge Javier Vázquez. Con el paso del tiempo se ha convertido en una de las presentadoras oficiales y se pone al frente del programa la mayor parte de los días. Pero aunque el buque insignia de La Fábrica de la Tele le ha dado un gran respaldo económico, también le ha ocasionado numerosos sinsabores que te detallamos a continuación.

Siguiente: Una etapa agridulce