Depilación láser en casa

La depilación láser es uno de los procedimientos más utilizados por las mujeres como una solución permanente para la eliminación del vello corporal.  Actualmente, no es obligatorio que tengas que asistir a un centro de estética para depilarte, pues ahora es una de las cosas que puedes hacer en casa con los debidos cuidados y precauciones necesarias.

Afortunadamente, son muchos los aparatos para la depilación láser que se pueden utilizar en casa para la depilación, sin embargo, es importante destacar que la mayoría de estos dispositivos pueden causar una modesta reducción del vello. Pero no hay grandes estudios que comparen la efectividad de estos dispositivos con la depilación láser realizada en el consultorio de un médico o en un centro de estética.

Cada día son más las personas que recurren a este tipo de depilación, puesto que a pesar de que la rasuración es bastante práctica y una solución rápida, el vello crece rápidamente. Por otra parte, la depilación con cera es dolorosa.

¿En qué consiste la depilación láser?

Depilación láser

En principio, es necesario explicar que la depilación láser es un método de depilación permanente del vello corporal. Es decir, el vello eliminado no vuelve a crecer y es normal que se necesiten varias sesiones para eliminar la mayor parte del vello en la zona corporal. Existe un porcentaje del vello que queda con poca melanina y el mismo no es posible de eliminar con alta eficacia.

Durante la depilación láser, un láser emite una luz que es absorbida por el pigmento (melanina) del vello. La energía de la luz se convierte en calor, lo que daña los sacos en forma de tubo dentro de la piel (folículos pilosos) que producen pelos. Este daño inhibe o retrasa el crecimiento futuro del cabello

Los resultados de la depilación láser pueden estar muy influenciados por las hormonas tanto en hombre como mujer y en el área facial se produce un crecimiento de vello nuevo de forma muy común y en algunos casos en el cuerpo durante gran parte de la vida, por lo que en estas zonas no es posible la eliminación total y definitiva del mismo. Por ello, es común la realización de más sesiones posteriores al tratamiento para eliminar el nuevo vello.