Las campanas de cocina llevan al exterior los vapores, humos y olores gracias a un tubo que conecta la campana a la fachada de la casa o edificio. Por su efecto de extracción es habitual que se ensucie con grasas, aceites y todo tipo de substancias que son absorbidas, aunque es complicado saber a simple vista si necesita un repaso así que es importante limpiar la campana de manera regular ¿sabes cómo hacerlo correctamente para que quede como los chorros del oro?

La limpieza de una campana de recirculación

limpieza

Las campanas de recirculación se instalan en las cocinas que no cuentan con un tubo de salida de humos o bien si se va a situar la campana en un lugar donde no llega el tubo. Es posible que este sea tu caso y que no sepas cómo limpiar adecuadamente tu tipo de extractora.

Estas campanas también cuentan con filtros antigrasa y además con filtros de carbón activo que limpian el aire y lo devuelven a la cocina. La limpieza de los filtros antigrasa debe realizarse igual que con los filtros de las campanas de extracción, como mencionamos anteriormente. En el caso de los filtros de carbón, deberás renovarlos cada 4 meses si das bastante uso a la campana, aunque podrás dilatar este tiempo a 6 meses si no cocinas con mucha frecuencia o lo haces con el horno y otros utensilios.