Las campanas de cocina llevan al exterior los vapores, humos y olores gracias a un tubo que conecta la campana a la fachada de la casa o edificio. Por su efecto de extracción es habitual que se ensucie con grasas, aceites y todo tipo de substancias que son absorbidas, aunque es complicado saber a simple vista si necesita un repaso así que es importante limpiar la campana de manera regular ¿sabes cómo hacerlo correctamente para que quede como los chorros del oro?

La retirada de los filtros antigrasa

filtros antigrasa

Las campañas de cocina tienen filtros antigrasa y estos se pueden retirar con mucha facilidad. Depende del modelo que tengas en tu cocina, pero por norma general hay una pestaña que al presionarla expulsa sola el filtro.  Es aconsejable que prepares un barreño donde entren los filtros por completo con agua caliente, bicarbonato y unas gotas de vinagre o zumo de limón o también un poco de producto quita grasas.

Después puedes dejar los filtros a remojo unos 20 minutos para que la grasa de ablande. A continuación, solo se trata de pasarlos bajo el grifo con agua caliente y frotar de nuevo con agua y jabón. Algunos filtros son aptos para el lavavajillas pero aún así, es aconsejable que los dejes a remojo antes para quitar el cúmulo de grasas acumuladas.