Cincuenta años… para algunas mujeres puede resultar esta edad como el comienzo del declive, generalmente esta etapa en la vida de una mujer, se ha asociado a una serie cambios físicos y emocionales, que pueden deprimir a cualquiera. Sin embargo, en los últimos años afortunadamente entrar en la década de los 50 se ha convertido en sinónimo de iniciar nuevas etapas, reinvenciones, empoderamiento y sobre todo, cultivar la belleza y, las actrices de Hollywood no son la excepción.

La psicóloga María Jesús Álava afirma que “el perfil de la mujer actual de 50 años es radicalmente distinto del de las mujeres de esa edad hace tan sólo quince años; la mayoría trabajo o ha trabajado, son muy activas e inquietas a nivel intelectual, se sienten bien, con mucha energía y con una sabiduría de la vida que les permite afrontar las cosas de otra manera y ser menos manipulables y vulnerables a los demás y a las circunstancias del entorno”.

Por supuesto que nuestras estrellas favoritas de Hollywood no están ajenas a esto, todo lo contrario, como el buen vino, mejoran con la edad. Las actrices de cincuenta y tantos años están ocupando importantes espacios dentro de la industria del espectáculo que, quizás en algún momento, pensaron que ya no era posible por la edad.

A continuación, te presentamos a nuestras favoritas que saben combinar a la perfección su talento y belleza, pues a sus 50 y tantos lucen mejor que nunca, con o sin la ayuda de la cirugía plástica.

Cate Blanchett

La actriz australiana de 51 años Cate Blanchett

Hablar de Cate Blanchett es hacer referencia a la elegancia y sofisticación. La actriz australiana de 51 años se ha caracterizado por mostrar las últimas tendencias en lo que a moda se refiere, sin duda, es un referente por excelencia en las alfombras rojas de las premiaciones, al combinar talento y mucho estilo. Sin embargo, fuera del mundo del espectáculo, se muestra con atuendos bastante sencillos y cómodos, sin perder la elegancia que la distingue.

Blanchett es una de las pocas actrices que ha ganado los premios más importantes en la industria del cine: dos premios Oscar, tres Globos de Oro, tres premios BAFTA y tres premios del Sindicato de Actores… sobran las palabras.

En varias oportunidades ha expresado que no le teme al paso de los años ni a las arrugas, confiesa que “las arrugas y las líneas de expresión forman parte de la naturaleza humana e indican que hemos aprovechado al máximo nuestro tiempo. Todos estamos predestinados a envejecer e ir acumulando en nuestro físico las vivencias a lo largo de los años”.

A pesar de ser una de las actrices más esperadas en la alfombra roja de las premiaciones, Cate Blanchett tiene una postura al respecto:

“El caso es que las alfombras rojas parecen en ocasiones una horrible lucha de gladiadoras. Recuerdo que en los Globos de Oro había una minicámara para evaluar la manicura. Me quedé como: ‘¿Estamos de co** o qué? ¿De verdad os importan tanto estos detalles? Me han nominado por mi trabajo’. Sinceramente, si la gente no juzgara tanto y no hubiera tanto escrutinio a cuenta de la ‘armadura’, no me importaría aparecer un día sin maquillaje y sin tantas florituras”, comentó en una entrevista a la revista InStyle. A pesar de estas afirmaciones, en el año 2019 comenzó a especularse acerca de la apariencia en el rostro de la actriz, puesto que en un anuncio grabado para la firma Armani, se notaba un exceso de volumen en los labios, pómulos y barbilla de la actriz.