Si pensábamos que nada podía salirle peor a Carmen Borrego, nos equivocábamos. Las ganas de estar en el candelero han hecho que la hija menor de María Teresa Campos se coloque por voluntad propia en una complicada situación que no podía imaginar ni en sus peores pesadillas. Su salud se debilita y, para colmo, su familia le da la espalda.

El feísimo gesto de las Campos con Carmen

> Por todos es sabido que la Semana Santa es sagrada para las famosas integrantes de las Campos. De hecho, ya hemos podido ver por las calles de Málaga a María Teresa y a Terelu. Ambas se han mostrado muy emocionadas durante en Lunes Santo, cuando visitaron juntas el trono de Jesús Cautivo. Un lugar sagrado en el que madre e hija hablaron para las cámaras de Andalucía Directo.

Pero lo que realmente resulta curioso es que ninguna de ellas esté en estos difíciles momentos al lado de Carmen. Lo cierto es que Borrego ha demostrado ser incondicional de Terelu. Lo ha dejado todo para ayudar a su hermana cuando más la ha necesitado. Incluso se instaló en su domicilio para ayudarla tras su doble mastectomía. Sin embargo, esto no es recíproco. La menor de la familia encuentra sola en Madrid, con la única compañía de su marido.