Letizia, Zara

Letizia Ortiz es una mujer de carácter. Cuando la conocimos por primera vez, ya dejaba entrever que no se dejaría amedrentar por nada ni nadie. Desde el “Déjame hablar” en el anuncio de su compromiso con Felipe hasta el encontronazo con la reina Sofía, la consorte ha dejado claro que no tiene ningún reparo a la hora de saltarse el protocolo y dejar en mal lugar a toda la familia real. Continúa leyendo si quieres saber cuál ha sido su último desaire.

La reina rebelde

> Ya no tiene excusa. Letizia Ortiz llegó a la familia real siendo una plebeya y podía entenderse que por aquel entonces no tuviera conocimientos sobre protocolo. Tras casi 20 años formando parte de la monarquía, ya no tiene cabida que se salte las normas a su antojo. Las conoce perfectamente, por lo que estos desafíos a las reglas solo pueden entenderse como un acto de rebeldía.

Su comportamiento hostil le ha costado alguna que otra bronca por parte de los reyes eméritos o incluso de su marido. Aún así, parece que Letizia siente una indiferencia absoluta hacia los valores que representa, pisoteándolos cada vez que algo no ha ido como ella tenía previsto. Le da igual estar en público o en privado, si tiene que hacer un feo, lo hará.

Siguiente: El último desplante de Letizia al rey Felipe VI