Belén Esteban

La tranquilidad de Belén Esteban ha llegado a su fin. La exnovia más famosa de Jesulín de Ubrique ha hecho que el público cargue duramente en su contra a causa de unas declaraciones que no han dejado a nadie indiferente. La princesa del pueblo ha querido defender a su madre públicamente. Sin embargo, lo único que ha logrado es ponerla a ella y a sí misma en el centro de la diana. Estas palabras pueden traer graves consecuencias.

Una felicidad que se ve enturbiada

> Parecía que la felicidad al fin había llegado a su vida. Tras muchos años de idas y venidas constantes, Belén Esteban se muestra pletórica por varios motivos. Para ella ha sido un subidón el fin de la guerra con Toño Sanchís. Por supuesto, también está muy contenta con su inminente boda con Miguel Marcos, para la que tiene todo preparado. Además, la tranquilidad de la que goza su hija Andrea en su etapa fuera de España la llena de orgullo…

Sin embargo, todo ese idílico panorama se ha roto por sorpresa. Hemos descubierto que no es oro todo lo que reluce. Detrás de esa enorme sonrisa que se esfuerza por mostrar públicamente, la realidad es que la princesa del pueblo no lo está pasando nada bien. Es cierto que se siente muy bien con todo lo que te hemos detallado. Pero es importante tener en cuenta que la felicidad de Belén se está viendo empañada por motivos que hasta ahora desconocíamos y que no dejan indiferente a nadie. Te lo contamos todo a continuación.

Siguiente: El peor negocio de su historia