La infanta Cristina ha conseguido lo que tanto ansiaba. No ha sido fácil para ella que don Felipe la aceptara nuevamente en el seno familiar. Sin embargo, doña Sofía se lo propuso y lo ha conseguido. Sin duda, el mejor regalo de cumpleaños para la reina emérita. Poco queda de aquella Cristina de Borbón que se puso al lado de su marido de forma incondicional. Hoy está decidida a soltar amarras. Sueña con una nueva vida y en ella no hay lugar para Urdangarín.

Los Borbón, a muerte con la infanta Cristina

Reina Sofía e infanta Cristina

En cuanto a la postura del clan Borbón sobre un posible divorcio de Cristina e Iñaki, están completamente a favor. No olvidan ni perdonan el daño que el ex deportista ha hecho a la institución y la forma en que ha manipulado a la infanta para que le acompañara en su bajada a los infiernos. Por tanto, el sentir familiar es unánime en este sentido. A la infanta Cristina le sobran los motivos para divorciarse y nadie podrá criticarla por ello.

Las próximas navidades Cristina y sus hijos estarán en Zarzuela para disfrutar de unas fiestas tan familiares. Por primera vez desde hace años, no tendrá solo la opción Urdangarín. Hay que recordar que la familia de su marido se ha portado muy bien con ella no dejándola ni a sol ni a sombra. Sin embargo, cuanto más se acerca a los suyos, más se distancia del clan Urdangarín. La infanta tiene claro que desea pasar página y soltar lastre.